Investigación médica y diagnóstico.

Electroencefalografía (EEG)

La electroencefalografía, también llamada EEG, es un método utilizado para estudiar el estado del cerebro humano y se basa en registrar su actividad eléctrica. Este examen le permite detectar la propagación de procesos patológicos, signos de epilepsia.

La duración promedio del procedimiento es de aproximadamente una hora, sin embargo, es altamente informativo, permite rastrear cualquier cambio en el cerebro, la dinámica de la enfermedad, para evaluar el impacto de la terapia en curso.

Dado que el procedimiento no causa dolor ni molestias, el EEG puede llamarse no solo el método más preciso, sino también el más ahorrador para examinar el cerebro.

El principio del EEG

El cerebro humano consta de millones de células específicas: neuronas. Cada uno de ellos genera su propio impulso eléctrico. Dentro de las partes individuales del cerebro, los impulsos deben ser consistentes. También pueden fortalecerse mutuamente o debilitarse. Su fuerza y ​​amplitud no son estables y cambian constantemente.

Esta es la actividad bioeléctrica del cerebro. Para registrarlo, se pueden aplicar electrodos especiales al cuero cabelludo intacto, que recogerá las vibraciones, las amplificará y las registrará en forma de curvas especiales, las llamadas ondas. Estos últimos, dependiendo de su forma, frecuencia y amplitud, se dividen en cinco tipos: ondas α- (alfa), β- (beta), δ- (delta), θ- (theta) y μ- (mu). Cada una de las ondas refleja el trabajo de cierta parte del cerebro y se llama la primera letra de su nombre en latín.

Su registro en tiempo real es la esencia de la encefalografía.

Antecedentes historicos

Uno de los fundadores del método de electroencefalografía se considera un fisiólogo y psiquiatra de Alemania, Hans Berger. En 1924, utilizando un dispositivo para medir pequeñas corrientes llamado galvanómetro, fue el primero en llevar a cabo un procedimiento similar a una grabación EEG.

Más tarde, se creó un dispositivo especial llamado encefalograma para realizar un electroencefalograma. Hasta la fecha, hay encefalografías estacionarias, que permiten realizar investigaciones exclusivamente en una sala especial y portátil, que se puede mover.

Es de destacar que inicialmente el EEG se consideró únicamente como un método para identificar trastornos mentales en humanos. Solo con el tiempo, los científicos han descubierto que la técnica también le permite detectar desviaciones que no están asociadas con la psiquiatría.

Significado EEG

EEG es un método de diagnóstico altamente informativo que realiza una gran cantidad de funciones. El electroencefalograma proporciona la capacidad de:

  1. Evaluar la naturaleza de los trastornos del cerebro y cómo se expresan.
  2. Identificar el lado del foco patológico.
  3. Aclarar la información obtenida durante otros procedimientos de diagnóstico (por ejemplo, tomografía computarizada).
  4. Vea cuán efectiva es la terapia.
  5. Identifique las áreas del cerebro en las que hay actividad epiléptica.
  6. Evaluar el trabajo del cerebro en los períodos entre ataques.
  7. Identificar las causas de los ataques de pánico y desmayos.
  8. Estudiar el ciclo del sueño y la vigilia.

Debe tenerse en cuenta que si una persona tiene convulsiones convulsivas, el estudio será informativo solo si se realiza en aproximadamente una semana.

Beneficios de EEG

Hoy en día, la electroencefalografía se usa ampliamente en la práctica neuropatológica. Brinda la oportunidad de aclarar una gran cantidad de situaciones problemáticas asociadas con el diagnóstico y la diferenciación de enfermedades neurológicas. Una de las ventajas indiscutibles de la encefalografía es el hecho de que no solo ayuda a identificar ciertos problemas, sino que también ayuda a distinguir los trastornos verdaderos de las manifestaciones o simulaciones histéricas.

Además, el procedimiento no es tan costoso como una exploración con un tomógrafo u otros dispositivos similares. El equipo para EEG está presente en la mayoría de los hospitales.

El procedimiento no afecta negativamente la salud y la condición de una persona. El paciente permanece completamente funcional. Al mismo tiempo, incluso los pacientes en estado grave, niños y adultos de cualquier edad pueden realizar el estudio, ya que no causa deterioro, molestias ni dolor.

Indicaciones para el procedimiento.

Hasta la fecha, la electroencefalografía continúa siendo ampliamente utilizada en la práctica de un neurólogo para resolver una serie de tareas.

Por lo tanto, se recomienda realizar EEG:

  1. Con insomnio prolongado y otros trastornos del sueño, como apnea del sueño, caminar y hablar.
  2. Cuando convulsiones convulsivas.
  3. En enfermedades de la glándula tiroides.
  4. Si hay signos de deterioro del desarrollo en niños o signos de anomalías mentales en adultos.
  5. Después de lesiones craneocerebrales experimentadas recientemente.
  6. Cuando se detectan durante el ultrasonido cambios patológicos en los vasos del cuello y la cabeza, tumores cerebrales.
  7. Con migrañas frecuentes, quejas de mareos regulares, fatiga persistente.
  8. Con ataques de pánico, autismo, síndrome de Asperger, tartamudeo, tics nerviosos, retraso en el habla y desarrollo mental en los niños.
  9. Con meningitis, encefalitis, después de un accidente cerebrovascular y un micro accidente cerebrovascular.
  10. Después de operaciones neuroquirúrgicas.

Contraindicaciones

Es de destacar que no hay contraindicaciones absolutas para la electroencefalografía. En el caso de que una persona sufra ataques convulsivos, se le diagnostica enfermedad coronaria, hipertensión, trastornos mentales, un anestesiólogo debe estar presente durante el diagnóstico.

El procedimiento debe posponerse si hay heridas abiertas, lesiones traumáticas, suturas postoperatorias o cualquier signo de un proceso inflamatorio en el área donde es necesario instalar los electrodos. Además, el estudio no se realiza en pacientes con ARVI.

Cómo prepararse para el EEG

Cabe señalar que no hay restricciones especiales que precedan al procedimiento. Sin embargo, hay una serie de reglas que se recomienda seguir para que el examen sea exitoso y sea informativo.

En primer lugar, informe a su médico si está tomando algún medicamento. Es posible que deba cancelar o cambiar su dosis temporalmente.

Al menos doce horas antes del procedimiento, y aún mejor: durante un día, excluya de la dieta los alimentos que contienen cafeína, bebidas gaseosas, chocolate y cacao, así como los alimentos en los que están contenidos, productos con componentes energéticos, por ejemplo, taurina También es necesario rechazar productos con un efecto sedante.

Lávese el cabello antes de realizar el procedimiento. No se deben usar productos de peinado adicionales (aceites, geles, bálsamos, barnices, etc.), ya que esto puede afectar la calidad del contacto de los electrodos con la piel.

En el caso de que el objetivo principal del procedimiento sea identificar actividad convulsiva, debe dormir antes de la prueba.

Para que el resultado sea lo más confiable posible, el paciente no debe estar nervioso y preocupado. Además, debe abstenerse de permanecer al volante durante doce horas antes del procedimiento.

Se recomienda la ingesta de alimentos dos horas antes del procedimiento.

En el caso de que al paciente se le recete monitorización EEG del sueño, la noche anterior debe quedarse sin dormir. Inmediatamente antes del procedimiento, el sujeto recibirá un medicamento sedante especial, que le permitirá conciliar el sueño durante el electroencefalograma.

En el caso de que el niño sea examinado, los padres primero deben prepararlo psicológicamente para las manipulaciones, explicando que no habrá dolor ni molestias. Puede practicar usar un sombrero para la piscina con el pretexto de jugar a pilotos o astronautas, enseñarle a su bebé a respirar profundamente, mostrándole cómo hacerlo, usando un ejemplo personal. En la víspera del procedimiento, el niño debe lavarse la cabeza sin usar ningún producto de peinado adicional. Antes de salir de la casa, el bebé debe ser alimentado y tranquilizado. En cualquier caso, se aconseja a los padres que traigan comida y bebida sabrosas, un juguete favorito que ayudará a calmar y distraer al bebé.

Tenga en cuenta que si no se siguen las reglas anteriores, el resultado del EEG puede no ser demasiado preciso o poco informativo. En este caso, el procedimiento deberá repetirse.

Rendimiento EEG

La electroencefalografía se lleva a cabo en una sala especial, que está completamente aislada de la luz y el sonido. El paciente se sienta en una silla o se le pide que se acueste en un sofá. Una gorra especial con electrodos se coloca previamente en su cabeza. Durante el procedimiento, el paciente está solo en la habitación, se mantiene el contacto con los médicos utilizando la cámara y el micrófono. Si el diagnóstico es realizado por un niño, uno de los padres permanece en la oficina.

Antes de comenzar el procedimiento, se le pide al paciente que cierre y abra los ojos varias veces para ajustar el equipo. Durante el diagnóstico, los ojos deben estar cerrados. En el caso de que durante el procedimiento el paciente deba cambiar la posición o visitar la letrina, puede informar a los médicos al respecto, después de lo cual se suspenderá el diagnóstico.

Es imperativo que durante el procedimiento el paciente se acueste con los ojos cerrados y no se mueva. En el caso de que una persona abra los ojos o se mueva, el médico toma una nota apropiada, ya que estas acciones deben tenerse en cuenta al decodificar el electroencefalograma.

Después de registrar el EEG en reposo, se realizan las llamadas "pruebas de estrés". Su objetivo es probar cómo reaccionará el cerebro ante situaciones que lo estresan.

Por lo tanto, se puede realizar una prueba de hiperventilación. Se le pide al paciente que respire a menudo y profundamente durante tres minutos. También se puede utilizar la fotoestimulación con una fuente de luz estroboscópica. A menudo parpadea, y esto le permite evaluar cómo responde el cerebro a la luz brillante.

Las pruebas de esfuerzo pueden causar convulsiones o una crisis epiléptica. Los médicos que realizan el estudio tienen las habilidades apropiadas para brindar atención de emergencia al paciente, si es necesario.

Una vez completado el estudio, el médico debe recordarle al paciente que debe reanudar la toma de medicamentos que fueron cancelados en la víspera del EEG.

La duración total del procedimiento es de cuarenta minutos a dos horas.

El propósito del monitoreo de video EEG

Una de las variedades de electroencefalografía es el monitoreo de video EEG. Este es un registro largo de electroencefalografía, que generalmente dura varias horas, lo que se puede hacer durante el sueño. La duración del procedimiento en cada caso la determina el médico tratante y el personal del laboratorio que realiza el examen.

El monitoreo de video EEG se prescribe si el procedimiento estándar corto no revela patologías, pero están presentes.

Además, este tipo de examen permite evaluar el EEG durante la vigilia y durante el sueño.

Muchos pacientes están interesados ​​en la cuestión de si deberían dormir durante el estudio. La respuesta a esta pregunta no puede ser inequívoca, porque depende de la situación específica. Por ejemplo, si el motivo del examen es un tic que molesta al paciente durante la vigilia, no hay necesidad de dormir durante el examen.

Al mismo tiempo, el monitoreo de video EEG durante el sueño a veces ayuda a identificar condiciones que ni el paciente ni sus familiares pueden adivinar.

La peculiaridad de este procedimiento es que puede llevarse a cabo no solo durante el día, sino también por la noche. En el caso de que se requiera un EEG de sueño, el monitoreo nocturno es más racional. Durante el día, no todos pueden quedarse dormidos sin problemas.

Al mismo tiempo, no se debe olvidar que realizar un procedimiento de muchas horas en una habitación completamente aislada puede ser extremadamente agotador para el paciente, especialmente cuando se trata de un niño. La mayoría de las patologías se pueden detectar durante un registro relativamente corto de un EEG normal.

Además, el monitoreo nocturno de video EEG es mucho más costoso.

Conclusión de la electroencefalografía.

El resultado del estudio EEG está representado por impresiones de los gráficos obtenidos y una conclusión en la que el especialista observa la presencia y la naturaleza de las violaciones. A veces, la grabación del resultado se lleva a cabo en un operador electrónico; esto es apropiado en el caso de que se realice un monitoreo de video EEG a largo plazo. Todas las impresiones, tanto las conclusiones como los cuadros, deben llevarse consigo durante la consulta con el neurólogo.

En este caso, el médico debe explicarle al paciente que el resultado del EEG en sí mismo aún no es un diagnóstico. Este es solo uno de los fragmentos que ayuda al médico a sacar conclusiones sobre la condición del paciente.

Autor del artículo:
Furmanova Elena Alexandrovna

Especialidad: pediatra, especialista en enfermedades infecciosas, alergólogo-inmunólogo.

Experiencia total: 7 años

Educación: 2010, SSMU, pediatría, pediatría.

Experimente enfermedades infecciosas por más de 3 años.

Tiene una patente sobre el tema "Un método para predecir el alto riesgo de la formación de una patología crónica del sistema adenoamigdalino en niños frecuentemente enfermos". Así como el autor de publicaciones en las revistas de la Comisión Superior de Certificación.

Otros artículos de autor

Loading...