Enfermedades

Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por parásitos, que a menudo se caracteriza por una fuga crónica o latente, que es peligrosa debido a sus complicaciones en el sistema nervioso, los órganos del sistema reticuloendotelial, los ojos, el miocardio y el tejido muscular.

Clasificación de la enfermedad

Por tipo de transferencia

Según el mecanismo de infección por patología, la toxoplasmosis puede ser congénita o adquirida. En el caso de la toxoplasmosis congénita, la muerte fetal a menudo ocurre intrauterinamente o inmediatamente después del nacimiento. Dicha muerte se desencadena con mayor frecuencia por una infección común o lesiones graves del sistema nervioso y otros órganos. A veces, si el niño sobrevive, puede desarrollar oligofrenia debido a la toxoplasmosis. Esta complicación se desarrolla rápidamente, toma formas severas y comienza a manifestarse en los primeros meses de vida de un niño.

La toxoplasmosis adquirida puede ser aguda o crónica. La forma aguda de toxoplasmosis adquirida tiene síntomas como la fiebre tifoidea. Se caracteriza por síntomas como temperatura corporal alta, bazo e hígado agrandados, o síntomas que caracterizan el daño del sistema nervioso central de naturaleza predominante: vómitos, parálisis, dolores de cabeza, convulsiones, etc. Pero la toxoplasmosis adquirida con mayor frecuencia ocurre en forma crónica. Además, la enfermedad a veces puede ocurrir y está oculta (latente, asintomática).

Por tipo de flujo

Según el tipo de flujo, la toxoplasmosis adquirida, como se mencionó anteriormente, se divide en forma aguda, forma crónica y flujo latente (oculto).

La toxoplasmosis aguda a menudo ocurre sin ningún síntoma. Solo en el 10-20% de los casos de morbilidad los pacientes observan un aumento bilateral indoloro de los ganglios linfáticos en la zona axilar o cervical. En algunos pacientes, los síntomas pueden surgir en la forma aguda de la enfermedad, como gripe, fiebre leve, mialgia, malestar general, hepatoesplenomegalia y, a veces, faringitis similar a la mononucleosis infecciosa. Tales síntomas agudos de toxoplasmosis, como anemia leve, linfocitosis atípica, elevaciones leves de enzimas hepáticas, leucopenia, se consideran bastante comunes. Tales síntomas pueden persistir durante mucho tiempo, pero no se desarrollan ni se propagan.

Una forma muy común de la enfermedad es la toxoplasmosis crónica. Se caracteriza por síntomas como temperatura corporal subfebril, dolor en la cabeza, agrandamiento del hígado, ganglios linfáticos, rendimiento reducido. A veces se desarrollan patologías de ojos, corazones y diversos sistemas en el cuerpo humano. Sin embargo, la toxoplasmosis crónica con mayor frecuencia es asintomática. Esta forma latente de la enfermedad es portada por roedores y gatos. Con buena inmunidad, la patología vive en el cuerpo y nunca se manifiesta. En este caso, el período de incubación puede tomar de 3 a 14 días.

Etiología y rutas de transmisión.

El agente causante de la toxoplasmosis se considera un parásito intracelular obligado de Toxoplasma gondii, cuyo tamaño no supera los 4-8 micrómetros. Hay 3 formas de Toxoplasma, determinadas por su entorno:

  • ooquistes
  • quiste de tejido;
  • taquizoito

Los ooquistes y los quistes de tejido son invasivos para los humanos y la infección con ellos puede ocurrir cuando la carne contaminada se usa en los alimentos, en algunos casos a través del contacto con el suelo, alimentándose de cultivos de frutas y bayas y vegetales sin lavar.

Los oocistos de toxoplasma pueden ser viables durante mucho tiempo si se les proporcionan condiciones de vida húmedas y cálidas, lo que aumenta el riesgo de su transmisión. En caso de contacto con el cuerpo humano, el toxoplasma invasivo se transforma en taquizoítos, lo que provoca aún más las manifestaciones clínicas de la patología humana.

Las personas pueden infectarse con toxoplasmosis de varias maneras principales. Primero, es comida cruda o relleno insuficientemente procesado térmicamente, carne, contacto directo con las heces de los gatos o el suelo donde el gato va al baño. En segundo lugar, es la transmisión transplacentaria de la enfermedad de la madre enferma al feto. Tercero, un trasplante de órgano o sangre de una fuente infectada.

Más del 65% de los casos de morbilidad son causados ​​por productos alimenticios que contienen el patógeno. Esta es la llamada infección primaria. En cuanto a la infección de los gatos, los animales de la calle que comen carne cruda de otros animales tienen la mayor amenaza para la salud humana.

Ciclo de desarrollo de toxoplasmosis

La toxoplasmosis en los gatos puede ocurrir cuando come carne cruda de otros animales (ratones, gorriones, vacas). El animal también se infecta al lamer la superficie de la tierra, el calzado humano, oler los excrementos de otros animales, beber de un charco, así como de la gata madre.

Cuando el toxoplasma ingresa al cuerpo del gato, comienzan a dividirse en 2 grupos. El primer grupo de Toxoplasma, una vez en la luz intestinal del animal, se divide activamente, formando células germinales: macrogametos y microgamatos. Dichas células se fusionan, como resultado de las fusiones, surgen cigotos, luego oocistos (inicialmente no invasivos), que, junto con las heces, salen al ambiente externo. Todo este proceso dura 5 días, después de lo cual los oocistos se vuelven infecciosos. Los ooquistes contagiosos se liberan durante 3-21 días, después de lo cual el gato ya puede considerarse no infeccioso.

Los representantes del segundo grupo de Toxoplasma, atrapado en el cuerpo del gato, penetran en la médula ósea roja, el bazo y otros órganos involucrados en la formación de sangre. Además, de tales órganos con el torrente sanguíneo y el flujo linfático, se propagan a otras partes del cuerpo del animal, formando necrosis de todo tipo de tejidos. Después de un corto tiempo, el sistema inmunitario produce anticuerpos para luchar contra los toxoplasmas, y quedan atrapados en quistes dentro de las células del cuerpo.

Los oocistos de toxoplasma secretados en las heces de los gatos, con temperaturas del aire de +4 a +55 grados, pueden esperar huéspedes intermedios durante mucho tiempo. El proceso puede llevar un par de años. En este caso, las heces se encuentran en el suelo donde crece el pasto, que es comido por los animales domésticos y de granja, la caja de arena, donde los niños pueden trepar, y así sucesivamente. Cuando los ooquistes vuelven al cuerpo de sangre caliente de un animal o un ser humano, en los tejidos del hígado, el miocardio, etc., comienza una reproducción asexual activa del toxoplasma. En organismos hospedadores intermedios, los parásitos pueden existir en forma de trofozoítos que se multiplican usando el método de división longitudinal. En la imagen se puede ver un proceso más detallado del ciclo de vida sexual y asexual del parásito que causa la toxoplasmosis.

Los síntomas de la toxoplasmosis

Los síntomas de la toxoplasmosis crónica no ocurren de inmediato. Primero, puede haber dolencias, dolor articular y muscular. Esto puede llevar varios meses. Entonces puede comenzar un agravamiento, que se indicará por un aumento de la temperatura corporal, escalofríos. Además, como un signo característico de toxoplasmosis crónica, los expertos llaman una erupción alérgica en la piel del cuerpo. Si se producen complicaciones, varios órganos pueden verse afectados, lo que provocará hepatitis, neumonía, músculo cardíaco y miocarditis en un paciente.

Además, la toxoplasmosis a menudo puede dar complicaciones al sistema nervioso central, lo que causa encefalitis, meningitis, radiculitis. Si el cerebro del paciente se ve afectado, se presentan los siguientes síntomas:

  • dolor insoportable en la cabeza;
  • fiebre alta
  • gateando gateando;
  • pérdida de sensibilidad
  • La aparición de coma o parálisis.

En la toxoplasmosis aguda, la fiebre aparece repentinamente, el bazo y el hígado aumentan significativamente, y los ganglios linfáticos occipitales y cervicales aumentan. Si no comienza el tratamiento de la toxoplasmosis aguda de manera oportuna, puede convertirse en una forma crónica, que periódicamente empeorará durante toda la vida, causando procesos de intoxicación en el cuerpo. Como resultado de tal intoxicación, las funciones del sistema nervioso se alteran, una persona comienza a tener problemas de memoria y surge irritabilidad. También puede interrumpir el tracto gastrointestinal, causando estreñimiento, náuseas y vómitos. A veces puede desarrollar distonía vegetativa-vascular, sufrir órganos de visión con la formación de uveítis, retinitis o coriorretinitis. Si se desarrolla toxoplasmosis en el cuerpo con infección por VIH, entonces puede provocar un desenlace fatal.

Con buena inmunidad, tal enfermedad no se desarrollará en el cuerpo humano. Es posible diagnosticar una forma crónica de patología solo mediante pruebas de laboratorio, especialmente si ocurre en una forma oculta y más común.

Síntomas durante el embarazo

En el 90% de todos los casos de toxoplasmosis durante el embarazo, la enfermedad no presenta síntomas graves. Por lo tanto, una mujer puede ser infectada, pero no infecciosa para los demás o para su feto. Pueden desarrollarse síntomas graves debido al debilitamiento de la inmunidad con procesos infecciosos concomitantes, enfermedades bacterianas, la etapa inicial del SIDA, etc. El período de incubación después de que el parásito ingresa al cuerpo humano variará de 1 a 3 semanas.

La toxoplasmosis aguda en caso de embarazo se produce de manera similar a la gripe. Al mismo tiempo, hay hipertermia dentro de los 37.5-38 grados, malestar general, debilidad, dolor en la cabeza, agrandamiento de los ganglios linfáticos, a veces hepatoesplenomegalia. Durante el curso de la toxoplasmosis en mujeres embarazadas, las complicaciones oculares son muy raras, y solo si la inmunidad de la mujer es muy baja, pueden comenzar complicaciones graves como meningitis, miocarditis, neumonía y otras cosas.

Curso de la enfermedad

La puerta de entrada de la toxoplasmosis son los órganos digestivos. También se conocen casos de infección por laboratorio utilizando una jeringa que contiene un cultivo de toxoplasmosis. El patógeno se introduce en la parte inferior del intestino delgado y luego, con la ayuda del flujo linfático, ingresa a los ganglios linfáticos regionales. Aquí, las reacciones inflamatorias comienzan a desarrollarse con granulomas infecciosos similares en composición celular a brucelosis o tuberculosis. Los ganglios linfáticos al mismo tiempo aumentan enormemente de tamaño.

Después de eso, el toxoplasma ingresa al torrente sanguíneo, se extiende a todas las partes del cuerpo y se fija en órganos como el bazo, el hígado, los ojos, el sistema nervioso, el tejido esquelético muscular y otros. En los lugares de dislocación se acumulan parásitos en forma de quistes que pueden persistir durante varios años, décadas e incluso el resto de la vida, lo que provoca reacciones inflamatorias, focos de necrosis, en los que se depositan las sales de calcio y se forma el calcinado.

Debido a la actividad vital de los parásitos en el cuerpo, se liberan alérgenos, antígenos, contra los cuales el cuerpo mismo produce anticuerpos, que se pueden determinar mediante la realización de diversas reacciones inmunes. Dichos anticuerpos protegen contra la infección posterior incluso con las cepas más virulentas de la enfermedad y conducen al flujo latente de toxoplasmosis en la mayoría de las personas infectadas. En el caso de que la defensa inmune en el cuerpo se debilite, se producen exacerbaciones de toxoplasmosis y la forma latente se vuelve aguda. Las exacerbaciones son provocadas por enfermedades intercurrentes (resfriados, gripe) y pueden ocurrir incluso 10-20 años después de la infección. Tales exacerbaciones pueden ir acompañadas de encefalitis grave por toxoplasmosis durante el tratamiento de la enfermedad subyacente con citostáticos, así como con inmunosupresores.

La generalización de la toxoplasmosis latente en pacientes infectados por el VIH conduce a un curso maligno del proceso patológico, meningoencefalitis difusa o localizada necrótica con la participación de muchos órganos en el proceso (corazón, pulmones, hígado). Las capas de toxoplasmosis en el SIDA pueden ser fatales.

El papel principal de la patogénesis de la forma crónica de toxoplasmosis es desempeñado por la hipersensibilidad reactiva del tipo retrasado al antígeno del toxoplasma y los productos de su actividad vital.

Métodos de diagnóstico

Tipos de analisis

El cuadro clínico de la toxoplasmosis es tan diverso que no permite a los especialistas diagnosticar la enfermedad solo por los síntomas. En este caso, la toxoplasmosis solo se puede suponer, y los resultados de algunos estudios de laboratorio son necesarios para confirmar el agente causal.

El principal método de diagnóstico para la determinación de toxoplasmosis es un examen serológico. Para confirmar la presencia de toxoplasmosis en el cuerpo con la ayuda de análisis de sangre, es necesario aplicar un inmunoensayo enzimático (ELISA) o una técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

El inmunoensayo enzimático demuestra la presencia de una proteína de inmunoglobulina M y G. Los anticuerpos del grupo M surgen desde el momento de la infección y duran hasta 21 días después. Después de 3 semanas, su nivel en sangre disminuye bruscamente, es decir, solo la etapa aguda de la enfermedad se caracterizará por la aparición de inmunoglobulinas M en los análisis.

Al tercer día después de la infección, aparecen anticuerpos del grupo G en la sangre, que aumentan todos los días debido a un aumento en la resistencia corporal. Estos anticuerpos permanecerán en el paciente por el resto de sus vidas y actuarán como una barrera para la reinfección. Cuando se detectan en un análisis de sangre, se puede concluir que la infección ocurrió hace mucho tiempo o recientemente, pero esto juega un papel importante para la terapia, especialmente si el paciente es una mujer embarazada. Si es necesario, aclarar el momento de la infección, la duración de la patología requiere un estudio de diagnóstico por PCR. Mostrará el momento de la infección y el tiempo transcurrido desde la aparición de anticuerpos en el cuerpo, y confirmará o refutará con precisión la presencia misma de toxoplasmosis en la sangre.

Cómo prepararse y tomar exámenes

No existe una preparación especial para la entrega de pruebas de toxoplasmosis. Para que el diagnóstico sea preciso y no se difumine por el paciente que toma varios medicamentos, se requiere lo siguiente antes de tomar el examen:

  • cancelar cualquier antibiótico recetado al menos 2 semanas antes del día de la prueba;
  • elimine el consumo de café, alcohol, reduzca los alimentos fritos, picantes, grasos, ahumados y agrios 2 días antes del análisis;
  • rechazar cosméticos perfumados (perfumes, detergentes) durante 12 horas antes de la fecha de análisis;
  • advertir al médico tratante sobre la admisión de medicamentos destinados a combatir enfermedades crónicas;
  • venga al laboratorio para recibir sangre venosa por la mañana con el estómago vacío.

Si cumple con las recomendaciones anteriores, existe la posibilidad de obtener los resultados más verdaderos de las pruebas e identificar rápidamente la enfermedad.

La duración de la preparación de las pruebas de toxoplasmosis puede variar en diferentes clínicas de 1 a 3 días.

Tratamiento para toxoplasmosis

Muy a menudo, la toxoplasmosis ocurre en personas sanas por sí sola, sin el uso de terapia farmacológica. Las mujeres embarazadas y los recién nacidos necesitan terapia, pero es importante saber aquí que durante el tratamiento es necesario eliminar los síntomas y eliminar la fase aguda de la patología. En el caso de una forma oftálmica de la enfermedad, los oftalmólogos deben prescribir y variar el tratamiento, según la etapa de la enfermedad. Es importante que los pacientes con infección por VIH u otras causas de inmunidad debilitada tomen medicamentos hasta que desaparezcan los síntomas, y para diagnosticar el SIDA, la toxoplasmosis deberá tratarse de por vida.

La terapia de toxoplasmosis se requiere solo para aquellos que tienen un sistema inmunitario muy debilitado. Para prevenir la patología, se usa Biseptol, pero no se puede usar en caso de una forma aguda de patología. Según un estudio de 2012, el tratamiento efectivo de las formas latentes y activas se puede considerar el tratamiento de la toxoplasmosis con una combinación de dos fármacos antipalúdicos de la clase ELQ (quinolonas similares a Endochin).

Medicina popular

En el tratamiento nacional de la toxoplasmosis, se utilizan medios para ayudar a destruir el parásito que ha ingresado al cuerpo humano. Muchas recetas populares, a diferencia de las drogas, pueden ayudar rápidamente a los pacientes sin efectos secundarios significativos. Muchos de ellos no tienen contraindicaciones, incluso en el caso de la infancia y el embarazo. Sin embargo, cualquier terapia, incluidas las personas, debe ser necesariamente coordinada por el médico tratante.

Entre los principales productos a partir de los cuales se preparan las preparaciones para el tratamiento, los expertos en medicina tradicional con toxoplasmosis distinguen las preparaciones a base de hierbas, ajo con leche, semillas de calabaza, rábano picante, propóleos.

Para hacer un medicamento a base de leche y ajo, pele y pique 2 dientes de ajo, viértalos con un vaso de leche y cocine a fuego lento esta mezcla a fuego lento durante 15 minutos. Luego, el caldo se enfría, se filtra y se bebe durante todo el día en pequeños sorbos. Tal tratamiento no está contraindicado para mujeres embarazadas, pero no se recomienda para niños.

Entre las preparaciones herbales efectivas en la lucha contra la toxoplasmosis, hay varios líderes. La primera cosecha incluye 100 gramos de flores de manzanilla y tanaceto, 50 gramos de raíz de genciana y ajenjo amargo, y 125 gramos de corteza de espino amarillo. Todos los ingredientes deben triturarse en polvo y mezclarse. Una cucharada de tal mezcla se vierte con agua hervida y se infunde en un termo durante la noche. Por la mañana, la infusión se filtra y se toma antes de las comidas durante 50 minutos.

Para la segunda colección se necesitarán 25 gramos de flores de tansy, 35 gramos de reloj de tres hojas de hierba y 10 gramos de centauro. Todos los ingredientes se mezclan, se llenan con 1 litro de agua hirviendo y esta infusión debe envolverse durante todo el día. Después de que las hierbas se asienten, la infusión se filtra y se bebe tibia de acuerdo con el siguiente esquema:

  • 100 gramos antes del desayuno;
  • 300 gramos antes del almuerzo;
  • 200 gramos antes de la cena.

Aplicar esta infusión para tratar la toxoplasmosis en todas las categorías de pacientes, incluidos niños y mujeres embarazadas.

Las semillas de calabaza se conocen desde hace mucho tiempo por sus propiedades antiparasitarias altamente efectivas, expulsando gusanos del cuerpo humano. Sin embargo, un medicamento basado en ellos ayudará a tratar eficazmente la toxoplasmosis. Para hacer esto, los granos de semillas secas se muelen hasta un estado en polvo, se mezclan con un vaso de leche tibia y se toman por la mañana con el estómago vacío. Puede usar leche con semillas de calabaza para mujeres embarazadas y niños. Si no es posible preparar un medicamento, simplemente puede comer semillas de calabaza con el estómago vacío por la mañana.

Para la preparación de otro medio eficaz destinado a eliminar el toxoplasma, es necesario rallar la raíz de rábano picante y mezclarla con crema agria. Usar esta salsa es necesaria durante la comida como condimento para cualquier plato. Comer rábano picante con crema agria debe ser al menos 3 veces al día durante 3 días. Si después de esto lo examinan para detectar toxoplasmosis, en la mayoría de los casos la enfermedad estará ausente en las pruebas, pero si no hay ningún efecto, el tratamiento se prolonga. El tratamiento con rábano picante es adecuado para todas las categorías de pacientes adultos, incluidas las mujeres embarazadas, pero no para los niños.

Otra prescripción efectiva para el tratamiento de la toxoplasmosis implica el uso de caldo de cereza de pájaro. Para su preparación, las ramas jóvenes de cereza de pájaro (100 gramos) se cortan finamente en arcilla o platos esmaltados y se vierten con dos litros de agua hervida fría. El agua se prende fuego y se hierve durante 30 minutos, se enfría, se filtra. Es necesario tomar medicamentos tibios dentro de 1 mes en taza antes de cualquier comida. La receta es universal, no hay restricciones en el uso de ninguna categoría de pacientes.

Uno de los ingredientes más populares para muchas medicinas tradicionales es el propóleos. No debe ser utilizado por mujeres embarazadas, niños pequeños y personas alérgicas a los productos de la abeja. En otros casos, cuando la toxoplasmosis es muy efectiva, la tintura de propóleo con alcohol, que se prepara vertiendo 100 gramos de propóleos, 0,5 litros de alcohol medicinal. Todo esto durante tres días debe insistirse en un lugar oscuro. Luego, el medicamento terminado se usa de la siguiente manera: se agregan 40 gotas de tintura a 1/3 de taza de agua y se beben durante media hora antes de cada comida durante 7 días, luego no toman el medicamento durante 7 días y luego lo vuelven a tomar durante 7 días. Este ciclo debe repetirse dos veces. Es importante recordar que cuando se usa tintura de alcohol de propóleos es absolutamente imposible comer lácteos.

Medidas preventivas

Prevención de embarazo

La profilaxis de la toxoplasmosis es especialmente importante para las mujeres embarazadas para quienes la enfermedad es una amenaza mayor. Esto es especialmente cierto para aquellos que no tienen inmunidad a la enfermedad, porque nunca ha estado enferma.

Si una mujer embarazada trabaja con el suelo (en el jardín, por ejemplo), definitivamente debe usar guantes de látex en sus manos, que protegen la piel con posibles microgrietas del contacto previsto con toxoplasma. Es importante lavarse muy bien antes de comer verduras y frutas. Para cortar carne cruda, también necesitará guantes para evitar el contacto con la piel. Lávese las manos cuidadosamente después de la carne. Se debe asar o hervir completamente, y no consumirse en un estado semi cocido (los filetes se pueden comer solo en un estado de tostado completo, por ejemplo, sin grados ligeros o medios).

Si tienes una gata doméstica, no debes limpiar su inodoro en estado de embarazo, deja que alguien más lo haga. No se puede besar a una mascota, ya que en la etapa aguda de la toxoplasmosis de un animal, las partículas infecciosas están contenidas en su saliva y secreciones de los ojos o la nariz. Es mejor analizar de inmediato a la mascota para detectar la presencia de toxoplasma en la sangre y, en ausencia de la enfermedad, tratar de no dejarla salir a la calle para no alimentarse de carne cruda.

Vacunas con toxoplasmosis

Las vacunas contra la toxoplasmosis hacen gatos domésticos. La vacunación de gatos es el medio más efectivo para prevenir enfermedades en humanos. Al mismo tiempo, se introduce una concentración débil del agente causante en el cuerpo, a lo que el cuerpo del animal comienza a desarrollar inmunidad. En los gatitos recién nacidos, la inmunidad contra la toxoplasmosis se produce debido a la leche materna.

Muy raramente mueren los gatos con toxoplasmosis. Más a menudo, solo están gravemente enfermos, lo que tampoco es muy bueno, por lo que un animal puede ser vacunado extremadamente necesario. Actualmente, se conocen 2 tipos de vacunas felinas. Las primeras vacunas pueden proteger al animal de una enfermedad específica, y las segundas son multicomponentes e inmediatamente pueden formar inmunidad contra una serie de infecciones.

Incluso el alto costo de la vacunación continua de animales domésticos no reduce la efectividad de este procedimiento tanto para su población como para las personas con quienes entran en contacto. A veces, para aumentar la protección, pueden ofrecer la vacuna a una persona además de a un animal.

Complicaciones de la enfermedad

Durante el embarazo

En las primeras etapas del embarazo, el embrión pone todos los órganos internos. Los factores que afectan al feto en este momento son responsables del desarrollo completo de los riñones, el hígado y el corazón del niño. Con el desarrollo de toxoplasmosis por una mujer en esta etapa, el bebé puede experimentar todo tipo de anormalidades del desarrollo, a veces incompatibles con su vida futura. Según los expertos, cuando una mujer embarazada se infecta con toxoplasmosis a las 10-24 semanas de tener un hijo, el riesgo de problemas de salud para un bebé es del 6%. Si la patología ocurre hasta la semana 30 del embarazo, el feto puede experimentar un desarrollo anormal del ojo o el cerebro, lo que conduce a ceguera, cataratas, subdesarrollo del cerebro, hidrocefalia.

La probabilidad de infección con toxoplasmosis embarazada es de 5-10 casos por cada 1000 personas. En el caso de una infección grave en una mujer embarazada, pueden comenzar órganos como el bazo, el hígado, la ictericia y la funcionalidad de los sistemas digestivo y hematopoyético puede verse afectada. El embarazo en sí mismo puede terminar en un aborto espontáneo en cualquier momento.

Anteriormente, la identificación de toxoplasmosis en mujeres embarazadas necesariamente terminaba el embarazo. Era una contraindicación absoluta para tener más hijos. Hoy en día, los médicos abordan el curso posterior del embarazo individualmente, utilizando las posibilidades de diagnósticos completos y varios métodos de tratamiento.

Con un aumento en la duración del embarazo, aumenta la probabilidad de infección del feto, pero el riesgo de consecuencias graves disminuye debido a la formación completa de los órganos internos del bebé en las últimas etapas de la gestación.

Toxoplasmosis en niños

En niños pequeños, la toxoplasmosis puede afectar el funcionamiento de los sistemas cardiovascular, nervioso y digestivo. También se puede desarrollar estrabismo, o la lente de los ojos del niño puede nublarse.

Los expertos identifican los tipos adquiridos y congénitos de la enfermedad. Para un niño, la toxoplasmosis congénita es la más peligrosa, ya que de esta manera, los partos por debajo del parto a menudo revelan el subdesarrollo de los órganos vitales, así como la ceguera y diversas patologías del sistema nervioso. También hay casos de aborto involuntario en mujeres que toleran la toxoplasmosis durante el embarazo. Por lo tanto, es importante asumir la responsabilidad de la prevención de esta enfermedad en un niño.

Autor del artículo:
Furmanova Elena Alexandrovna

Especialidad: pediatra, especialista en enfermedades infecciosas, alergólogo-inmunólogo.

Experiencia total: 7 años

Educación: 2010, SSMU, pediatría, pediatría.

Experimente enfermedades infecciosas por más de 3 años.

Tiene una patente sobre el tema "Un método para predecir un alto riesgo de la formación de una patología crónica del sistema adenoamigdalino en niños frecuentemente enfermos". Así como el autor de publicaciones en las revistas de la Comisión Superior de Certificación.

Otros artículos de autor

Mira el video: TOXOPLASMOSIS EN EL EMBARAZO, Aclarando dudas (Octubre 2019).

Loading...